Preguntas frecuentes

 
 ¿Qué son los cuidados paliativos?

Son los cuidados y tratamientos que se ofrecen a las personas que sufren una enfermedad en fase avanzada terminal con el objetivo de mejorar su calidad de vida, así como la de las personas de su entorno más próximo.

 

¿Cómo puedo solicitar los cuidados paliativos a domicilio?

El médico de cabecera dará información sobre cómo poner el sistema en marcha, dependiendo del historial médico del paciente. En Cataluña es el CAP (Centro de Atención Primaria) el que dará esta información.

 

¿Puedo negarme a seguir el tratamiento que me propone el médico?

Sí. El enfermo, después de recibir toda la información sobre los posibles tratamientos, es quien puede decidir si quiere o no aceptar determinado tratamiento.

 

Si ya se ha puesto en marcha un soporte vital a un enfermo sin su permiso  ni el de su familia, ¿se puede solicitar la retirada?

Sí. La decisión de poner en marcha esta medida no puede ser hecha sin el consentimiento del enfermo o de los familiares legalmente reconocidos.

 

¿Qué es el suicidio asistido?

Es la acción de una persona que sufre una enfermedad irreversible para acabar con su vida y que cuenta con la ayuda de alguien. Cuando es un médico quien le ayuda, se dice que es un suicidio médicamente asistido.

 

¿Qué es la eutanasia?

Es provocar la muerte mediante sustancias que un médico introduce en el cuerpo  del enfermo de forma intencionada, para evitar el sufrimiento provocado por una enfermedad incurable. Solicitada libremente y de manera reiterada por el enfermo, por considerar insoportable susufrimiento.

 

¿Qué es la sedación paliativa?

Es la administración de fármacos para conseguir el máximo confort posible  ante  un sufrimiento físico o psíquico extremo, que es imposible obtener de otra manera. Con ellos, se rebaja el nivel de consciencia del enfermo.

 

¿Qué es la limitación del esfuerzo terapéutico (LET)?

Es aceptar la irreversibilidad de una enfermedad y la conveniencia de abandonar los tratamientos que no salvarán la vida al enfermo, aunque siempre podrá aplicarse un tratamiento paliativo para evitar el sufrimiento.

 

Un menor de edad, ¿puede hacer su DVA?, ¿y puede decidir sobre la terapia o su rechazo?

(Casos de menores de 18 años, de 15 y de 14 respectivamente)

  • Un menor de edad no puede realizar su DVA.
  • Una persona de entre 16 y 18 años puede decidir sobre su terapia o rechazarla, pero debe comunicarlo a sus padres o tutores.
  • Una persona de entre 14 y 16 años no puede decidir, pero su opinión tendrá que ser tenida en cuenta por sus padres o tutores.

Un enfermo mental, ¿puede hacer su DVA?, ¿y puede decidir sobre la terapia o su rechazo?

Según el tipo de enfermedad mental. Es necesario tener en cuenta que “enfermedad mental” es un término muy  genérico. Un especialista (psiquiatra o psicólogo) deberá valorar si esta persona tiene las facultades suficientes para tomar decisiones sobre su cuerpo y su salud. En estos casos es recomendable que el DVA se haga ante notario.

 

¿Qué le convendría indicar a un diagnosticado de Alzheimer que todavía conservara  sus facultades mentales, en su DVA?

En primer lugar, decidir si quiere conocer su diagnóstico y decidir por sí mismo sobre su futuro o no hacerlo.

  • Si la respuesta es "no", está transferiendo el problema a otros.
  • Si la respuesta es "sí”, deberá decidir si llegar al final de manera natural o no.
  • Si la respuesta es terminar de manera natural, vuelve a transferir el problema a otros.
  • Si la respuesta es "no", ha de decidir entre terminar cuando aún sea capaz de decidir y actuar por sí mismo, o no.
  • Si decide el primer supuesto, en la actual situación legal puede optar por la autoliberación.
  • Si se decide por el segundo, puede optar por que, llegado a un cierto grado de deterioro (por ejemplo, no ser capaz de alimentarse, o no reconocer a nadie ni comunicarse), se deje de alimentarlo, hidratarlo y  sedarlo cuando aparezcanntomas de inestabilidad.

En cualquiera de las situaciones, siempre se puede, además, rechazar cualquier  terapia "curativa".

Es preciso preparar un DVA que recoja todos los puntos de la decisión .

 

Si el enfermo se decidiera por el último punto, es importante que haga el DVA (si es posible ante notario) en el que conste claramente que, llegado a un cierto punto de deterioro, rechaza todo tratamiento de apoyo vital que le alargue la vida y solicita que se le administren los fármacos que palien su sufrimiento (incluida la sedación).

 

En el caso de un enfermo incapacitado para comunicarse, ¿qué sucede si la familia más cercana y los médicos están en desacuerdo con respecto a la terapia?

Según la Ley de Sanidad, la familia es la que decide la terapia entre las opciones legales posibles; y en segundo término, el médico.